Mi?rcoles, 08 de julio de 2009


Consultas y encargos haciendo clic en la foto.


   Un tierno cojín, que no sirve sólo para adornar la cuna del bebé, sino que es de utilidad para sujetar su diminuta espalda evitando que se voltee hacia arriba al dormir. Lo he hecho a contrareloj, porque es muy especial. La aplicación de ganchillo con la familia feliz de patitos la ha hecho una señora de 85 años, casi nada... Manos gastadas, curtidas del trabajo, manos sabias de movimientos precisos que han querido rendir homenaje a una niña que en unos días vendrá al mundo. Un detalle precioso al que he dado forma de cojín caramelo. Realizado en piqué de canutillo rosa, para resaltar la labor de esas manos ancianas pero vivas, maravillosamente vivas... Ojalá yo llegue a cumplir esos años y pueda tener el movimiento y la vista necesaria para hacer cositas así, tiernas y dulces, con mimo, ideas que se quedan ancladas en el aire porque el tiempo no me da para más. Hoy es un honor para mí exponer una obra conjunta, aunque la autora del ganchillo no sabe de mí... Es un honor dar forma a un regalo, complementarlo para hacer de él algo que no muera, que perdure, que recuerde esos dedos que al menos con el ganchillo no han temblado.

Tags: artesanía, ganchillo, cojines niños, canastilla bebé

Publicado por madeixasartesania @ 15:38  | ganchillo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios