Martes, 21 de abril de 2009



Ella entró con una bolsa en la mano... A penas dijo "quiero bordar una toalla para un niño"... Mis piernas empezaron a temblar, la piel de gallina esperando la respuesta a la pregunta " ¿qué dibujito le ponemos?"... Unos segundos que pasaban a cámara lenta y en mi interior rogando que no fuera otro de los Cars de siempre... Por favor, por favor, otra cosa... me decía a mí misma... Y de pronto la respuesta que hizo abrir mis ojos con la alegría "UN TREN"... me dieron ganas de abrazarla y todo, qué maravilla, un dibujo diferente... Recuperada la cordura, manos a la obra...

Tags: artesanía, bordado, bordado infantil

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios