Viernes, 17 de abril de 2009
 


Bueno, bueno, parece que le estoy cogiendo el gusto a esto de los vestiditos... Quién no, son tan pequeños que es imposible que no asome entre los dedos el mimo que se traduce en puntadas. Sigo sin poder bordar, y en algo tengo que matar el nervio. Nada mejor que haciendo un vestido de piqué, con su pequeña puntilla, sencillo, especial porque es hecho a mano, único e irrepetible. Fijaros bien, porque entre sus cuadros ha quedado prendida una buena cantidad de la ternura que esconde este corazoncito...

Tags: artesanía, confección vestiditos, canastilla bebé

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios