Mi?rcoles, 04 de febrero de 2009





El ser pequeñita no quiere decir que no se pueda ser coqueta... Como no soy partidaria de la angora en los peques, que aún siendo tan bonita suelta mucho pelo, opté por una lana de fantasía para adornar bajos, puños y escotes, suave como no os imagináis, con un brillo muy discreto y, lo más importante, no suelta nada de fibra... Está hecha enteramente a mano, y la he adornado con flores de guipur cosidas. A presumir, chiquitinas!!


Tags: calceta a mano, lana fantasía, aplicaciones bordado, artesanía

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios