Viernes, 30 de enero de 2009







Así de quieta ma ha pillado mi hija esta mañana temprano... Con lo acelerada que ando siempre, cuesta imaginar que pueda estar ni medio minuto absorta, fuera de cobertura, como ella dice... Pese a la aparente tranquilidad captada indiscretamente, mi cabecita estaba dando mil vueltas a una idea, pues tenía en mano unos cojines en forma de caramelo para poner en las espalda de los bebés, en la cuna. Al fondo se ve una de mis inseparables y leales compañeras: la máquina de bordar. Todos los bordados, excepto los de punto de cruz y yugoslavo, los hago con ella. A lo mejor un día el hada de la Fortuna me sonríe y puedo alcanzar una industrial, esas que llevan montón de agujas y casi lo hacen todo solas... Pero mientras siga siendo así de pobre habrá que arreglarse con lo que hay. Y tan feliz, vaya, que orgullosa que estoy de exprimir tanto a semejante miniatura... Bueno, menos cháchara y más trabajar...


Tags: pensar, diseñar, planear, artesanía

Publicado por madeixasartesania @ 23:30  | La artesana
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios